Cercos electrificados: advierten sobre un potencial aumento en las ventas

|| Locales
Compartir

Para el concejal Sukerman es probable que mucha gente salga corriendo a adquirir estos dispositivos por lo que pidió legislar sobre la cuestión. Además, remarcó que esto se da como consecuencia de una fuerte ausencia del Estado en materia de seguridad.

El conejal del Frente para la Victoria (FpV), Roberto Sukerman, se sumó a la polémica desatada por la instalación de un cerco electrificado en uno de los Condominios del Alto ubicados frente al Parque Scalabrini Ortiz. Para el edil toda esta movida mediática lo único que logra es aumentar la venta de este tipo de dispositivos.

“Lo que ahora seguramente va a pasar es que mucha gente saldrá corriendo a adquirir estos dispositivos. Es el efecto que naturalmente se da cuando temas así se mediatizan. Seguramente hay personas que desconocían la existencia de estos cercos o que pensaban que si los colocaban podían tener algún problema y por eso no lo hacían”, analizó Sukerman en diálogo con RosarioNoticias.

El concejal expresó también que “la proliferación de ventas de cámaras de seguridad, de agentes, de puertas blindadas y ahora de cercos electrificados marcan una clara falencia del estado a la hora de brindar seguridad”.

Sukerman destacó que solamente pueden acceder a este tipo de servicios aquellos sectores más acomodados de la sociedad con lo que “la seguridad termina siendo para unos pocos”.

Consultado sobre la decisión municipal de no prohibir el uso de los cercos electrónicos, el edil se manifestó en consonancia con la medida al sostener: “lo que no está prohibido está permitido, por eso es necesario dar un debate urgente respecto al tema y legislar sobre la cuestión”.

La polémica se desató ayer cuando se conoció que el consorcio del Condominio del Alto había decidido colocar, por razones de seguridad, alambres electrificados. Si bien los responsables de su instalación aseguraron que no hay riesgo de vida para nadie, la medida generó el rechazo de distintos sectores, entre ellos, el de la intendenta Mónica Fein quien manifestó su desacuerdo con la decisión tomada por los vecinos.

 

Noticias relacionadas