Central tenía todo para ganar, pero lo dejó escapar

|| Deportes
Compartir

El canalla perdió su tercera final consecutiva de la Copa Argentina. Cuando parecía que esta vez el título se quedaba en Arroyito, lo perdió de manera increíble. La derrota se dio más por errores propios que por méritos del rival.

Rosario Central volvió a quedarse con las manos vacías al perder la tercera final consecutiva de la Copa Argentina. Esta vez su  verdugo fue el River del Muñeco Gallardo que lo superó por 4 a 3. Los de Coudet, luego de un polémico primer tiempo en el que se vieron perjudicado por algunos fallos arbitrales, tuvieron todo para quedarse con el torneo, pero lo dejó escapar de manera increíble.

En una etapa inicial en la que pasó de todo y donde los nervios y los dientes apretados fueron una constante, a Rosario Central se lo vio más seguro con la pelota, muy a pesar del pésimo estado del campo de juego del  Mario Alberto Kempes. Pese al buen juego canalla, el que se puso rápidamente en ventaja fue River. Lo hizo a través de un penal que ejecutó Alario luego de una falta de Musto.

Central no se desesperó y con la complicidad de una defensa Millonaria que marca muy mal y con un error garrafal del arquero Batalla, los de Coudet llegaron al empate luego que Musto en absoluta soledad empujara el balón al fondo de la red.

Tres minutos más tarde, el canalla lo da vuelta tras una magnífica de Marco Rubén. Pero sobre el final de la etapa una falta inocente de Gissi dentro del área le dio la posibiliad al equipo del Muñeco Gallardo de llegar a la igualdad con otro gol de Alario, otra vez de penal.

La segunda mitad arrancó de la mejor manera para el canalla que arrancó mejor y contaba con la invalorable colaboración de la defensa de River, pero sobre todo de su arquero el joven Batalla. Fue así como Ruben marcó el tercer gol de Central y el segundo de su cuenta personal. En ese momento los rosarinos tenían literalmente de rodillas a los de Gallardo.

Sin embargo, Central desperdició muchas opciones. River con poquito aprovechó el quedo de Central y llegó   a la igualdad con otro gol de Alario, esta vez recibiendo un pase de un lateral. El Millonario aprovechó el quedo de los de Coudet y pusieron cifra definitivas a través del uruguayo Alonso.

Noticias relacionadas