Caso Ponisio: el asesino habría ingresado a la casa con fines de robo

|| Sin Sección
Compartir

El jefe de Policía de Santiago del Estero dijo que el presunto autor del hecho necesitaba dinero para sacar a su papá de la cárcel. Su progenitor y cómplice está detenido en Salta. Tampoco descartó que se trate de un sicario.

El jefe de Investigaciones de la Policía de Santiago del Estero, Jorge Ellal, no descartó que el presunto asesino de los hermanos Ponisio, detenido ayer en esa provincia, sea un sicario. El funcionario basó sus sospechas en el tipo de armas que se hallaron en su poder y en la existencia de silenciadores, “elementos muy utilizados por quienes se dedican a matar por encargo”. Según dijo, el joven -que tenía 26 años- estaba necesitando dinero para sacar a su padre de la cárcel. Esa sería la razón por la que ingresó a la vivienda del barrio Salidillo con cuya familia tendría una antigua relación.

Según contó Ellal, el detenido cometió varios hechos delictivos en el norte del país con la complicidad de su padre. En uno de los hechos este último quedó detenido y su hijo logró escapar. Ya en salta, robó una estación de servicio y asesinó al playero. El hecho fue registrado por las cámaras de seguridad. En el video se ve un Fiat Siena chocado en el lateral izquierdo vehículo que coincide con el que fue visto en Rosario el día del crimen.

“El foto fit que nos mandaron desde la provincia de Santa Fe coincide con el que teníamos nosotros. Con esos datos pudimos dar con el delinuente”, explicó Ellal a LT8.

Si bien por el momento solo se lo puede acusar por un crimen, el policía no descartó que se trate de un sicario. “Por la experiencia que tengo en estos temas creo que sí. Las potentes armas que se encontraron en su poder y los silenciadores hallados nos da un indicio de que estaríamos en presencia de un asesino por encargo”.  

Según Ellal, el joven, que tiene 26 años, estaba necesitando dinero para sacar a su papá de la cárcel. Ese habría sido el motivo que lo trajo hasta Rosario a tomar contacto con la familia Ponisio a quienes al parecer conocía. “Parece que el chango entró  a la casa con fines de robo”.