Caso Micaela: hubo ataque premeditado y la violaron por turno

|| País
Compartir

Así lo relató Sebastian Wagner, quien se declaró culpable del crimen de la joven. Pero aseguró que no actuó solo sino que lo hizo junto a su jefe, Néstor Pavón.

El detenido Sebastian Wagner declaró que a Micaela García, la secuestraron y violaron por turnos junto a su jefe, Néstor Pavón. Cuando la joven ya estaba sin vida la dejaron abandonada en el descampado. En la jornada de miércoles, está previsto que declare el patrón del arrestado. Wagner aportó datos escalofriantes respecto del rapto y posterior sometimiento al cual expusieron a la víctima.

Las palabras de Wagner respecto de cómo idearon el ataque a Micaela García, tiene tintes tan escabrosos que hasta son difíciles de ponerlos en palabras. Wagner, volvió a incriminar a su jefe, Néstor Pavón, en el secuestro y violación seguida de muerte de la joven. Este miércoles aguardan por la declaración de este último.

Según informa el sitio web Infobae. com, Pavón será imputado por la co-autoría de los por los que se acusa al violador reincidente: abuso con acceso carnal y posterior homicidio calificado por alevosía, por femicidio y criminis causae.

Wagner en el transcurso de esta semana brindó detalles de cómo fue el momento en que raptan a   la joven para luego someterla sexualmente. Según su testimonio, él y Pavón habían bebido y estaban en un claro estado de ebriedad. Acudieron al centro de Gualeguay, donde aguardaron y finalmente eligieron a su víctima. Los dos siguieron a Micaela en el auto de Wagner durante unas cuadras, hasta que decidieron realizar el ataque: entre ambos pudieron controlar la resistencia de una joven de 21 años que en su momento había sido campeona de gimnasia.

Wagner relató que junto a Pavón violaron a Micaela por turnos durante el recorrido hacia el descampado, a unos pocos kilómetros de Gualeguay, donde finalmente apareció el cuerpo sin vida de la joven.

“La versión de Wagner es muy válida porque no intentó quitarse su propia responsabilidad. En cambio Wagner no sería creíble si hubiese dicho -yo no fui, fue Pavón-. Él admitió su culpabilidad e incluyó a otra persona como coautora, que es importante teniendo en cuenta que hubo una rápida y fácil reducción de la víctima y, sobre todo, lo que ocurrió después, ya que es muy difícil el ocultamiento de un cuerpo sin la participación de una segunda persona", explicó el procurador general del Tribunal Superior de Justicia de Entre Ríos, Jorge Amílcar García, a Radio Máxima.

Noticias relacionadas