Caso Jonathan Herrera, piden la nulidad del juicio abreviado

|| Locales
Compartir

La defensa entiende que ese procedimiento “implica una situación de impunidad”. El joven fue asesinado por efectivos de las PAT en enero del año pasado mientras lavaba el auto en la puerta de su casa. Los policías lo confundieron con uno de los delincuentes a los que perseguían.

La defensa de la familia Jonathan Herrera, el joven asesinado en enero de 2015 por agentes de la Policía de Acción Táctica (PAT) está pidiendo la anulación del juicio abreviado por entender que el mismo implica una situación de impunidad “en un caso emblemático donde hay violencia institucional y donde hay un clara responsabilidad del Estado”.  

La abogada de la familia, Cintia Garcilazo, que el juicio abreviado lo único que deja es una situación de impunidad. La letrada explicó que tal como están las cosas hoy solamente uno de los tres imputados sería condenado por el crimen del joven Herrera.

“Estamos intentando buscar la nulidad porque entendemos que todavía faltan recolectar pruebas para poder juzgar a los condenados. Hay que tener en cuenta que Jonathan tenía dos heridas mortales y únicamente pudo determinarse la procedencia del disparo en una de esas heridas”, explicó la letrada en contacto con RadioSÍ.

Un de las heridas estaba en la zona dela cabeza la otra en la zona de la femoral. En la primera de ellas todavía no se logró determinar cuál fue el arma homicida. En la segunda, la duda está en si el disparo provino del personal policial o de los delincuentes.

“Por la posición que nos deja la escena del crimen es muy probable que ese segundo disparo también haya sido efectuado por un policía, con lo cual este juicio abreviado lo estaría beneficiando. Por todo esto pedimos la nulidad del juicio abreviado”, indicó Garcilazo.

Jonathan Herrera murió en la puerta de su casa de barrio Tablada mientras lavaba su auto al quedar en medio de la persecución a un ladrón. Para evitar ser impactado por las balas, el joven se escondió detrás de un árbol para protegerse. Los policías lo confundieron con un delincuente y ultimaron de dos balazos.

Noticias relacionadas