Cannabis medicinal, las organizaciones van por más

|| Locales
Compartir

Luego que la Cámara de Diputados provincial le diera media sanción al proyecto de ley que garantiza el derecho al acceso a medicamentos a base de marihuana, piden por el autocultivo. Por tratarse de cuestión federal el tema de ser debatido en el Congreso nacional.

El último jueves la Cámara de Diputados de la provincia le dio media sanción al proyecto de ley que “garantiza el derecho al acceso a medicamentos a base de cannabis a las personas que lo necesitan, y promueve el acceso informado y seguro al Cannabis Medicinal como recurso terapéutico, de investigación, de uso científico y de producción pública”. Las organizaciones que participaron de la iniciativa destacaron el paso que dio la Cámara baja, confían que el Senado lo convierta en norma, pero van por más. Para ellos su lucha no se agota con esta normativa provincial, apuestan a que en un futuro no muy lejano el autocultivo deje de estar tipificado como delito.

La Asociación Rosarina de estudios Culturales (Arec) viene batallando desde hace tiempo por una nueva ley de drogas. Durante este año las bondades curativas del aceite de cannabis fueron ganando espacio en los medios y también organizaciones como Arec empezaron a tener más visibilidad. Sus integrantes apoyan la ley para que Santa Fe garantice el acceso al medicamento elaborado a base de marihuana, incuso fueron consultados por los autores de la iniciativa. Sin embargo, para ellos es apenas un paso porque hoy más que nunca levantan las banderas del autocultivo.  

“Consideramos que es un avance el hecho que el sistema de salud pueda producir aceite de cannabis. Y destacamos que las fuerzas políticas progresistas de la provincia hayan estado a la altura de las circunstancias. No tengo dudas que consiguieron algo que con el tiempo se podrá perfeccionar”, indicó la psicóloga María Soledad Pedrana, integrante de Arec.

En diálogo con RosarioNoticias.info, Pedrana dejó en claro cuáles son las razones por la cual tanto Arec como otras organizaciones militan de forma intransigente en favor de la despenalización del autocultivo. “Consideramos que la marihuana no es peor que el alcohol, ni es peor que el tabaco. Nosotros sabemos que por las regulaciones que existen en otros países, el uso recreativo del cannabis que justamente por ser recreativo es saludable, pero básicamente es medicinal. Y sabemos que eso es un derecho. Si yo tengo ganas de tomarme un vino o fumarme un porro no tiene que ser el Estado el que me lo digo, sino el comportamiento de mi cuerpo”. 

Si bien Pedrana le brindó todo su apoyo al proyecto que aprobó la Legislatura provincial puso de manifiesto algunos temores. “Esto es a título personal”, aclaró para luego agregar: “Tengo miedo que en nombre de la producción pública lejos de respaldar al productor se lo termine sancionando. Lo que sería tan absurdo como injusto porque hay que tener en cuenta que no todas las producciones de cannabis tienen por objetivo el narcotráfico”.

Ignacio Canabal al igual que Pedrana es psicólogo de profesión, integrante del Espacio de Estudio de Difusión Sobre Problemáticas de Drogas en la Sociedad de Consumo, además de ser uno de los redactores del proyecto de ley que obtuvo la media sanción en Diputados. “El espíritu de esta iniciativa es provincial y no contempla el autocultivo porque el autocultivo sí está relacionado a una ley nacional”, aclaró.

“Todas las organizaciones que participamos de este proyecto estamos a favor del autocultivo y queremos una ley nacional que no lo sancione. Es algo que está vinculado al derecho a la salud de los pacientes porque claramente es un tipo de medicamento que cada uno puede producir en su casa. De hecho quienes lo elaboran han dicho que es mucho más efectivo que los el Anmat autoriza a importar”, explicó Canabal.

Tanto Pedrana como Canabal coincidieron en resaltar que a nivel provincial se sacó la mejor ley que se pudo, pero que claramente a nivel nacional es necesario “pelear por la ley de autocultivo”.