Buscan bajar la siniestralidad en los conductores de moto

|| Locales
Compartir

Son los que encabezan el triste ranking de víctimas fatales en accidentes de tránsito. La Agencia de Seguridad Vial lanzó una campaña que tiene por objetivo, entre otras cosas, concientizar a los conductores.

El triste ranking de fallecidos por accidentes de tránsito lo vienen encabezando desde hace mucho tiempo los motociclistas. Por tal motivo desde la Agencia de Seguridad Vial conjuntamente con la Secretaria de salud Pública de Rosario decidieron lanzar una campaña destinada a prevenir la siniestralidad vial en los conductores de motos. Por su parte, el especialista en seguridad vial Osvaldo Aymo, explicó que “el problema de la moto está presente en toda Iberoamérica” y dudó en sostener que “la moto ha tirada abajo programas  de prevención que habían sido bastante exitosos por ejemplo en Uruguay”.

“La campaña tiene como objetivo la realización de acciones de sensibilización acerca de la conducción de motos, principal vehículo involucrado en siniestros viales con víctimas fatales en la provincia. En este contexto, se realizarán charlas para el personal de salud de la institución y se instalará una mesa para difundir información preventiva, sobre todo, con respecto al uso del casco”, explicaron desde los organismos oficiales a través de un comunicado.

El director del Observatorio Vial, Mariano Bonino, sostuvo que “las motos o ciclomotores resultan el tipo de vehículo involucrado con mayor frecuencia en siniestros viales”, y destacó que de acuerdo a las estadísticas recabadas durante el año 2015, “de 826 vehículos involucrados en la totalidad de los accidentes con víctimas fatales, un 32,8% corresponde a motos o ciclomotores y un 28,3% a autos, lo que evidencia que debemos seguir apostando fuertemente a la prevención y el control de este segmento para salvar vidas”.

Según la misma estadística, un 57,8% de los accidentes con víctimas fatales son colisiones y, en este caso, de los 590 vehículos involucrados, 209 son motos o ciclomotores y 173 autos, lo que representa un 35,5% y un 29,3% respectivamente.

Entre las acciones a desarrollarse se encuentran la realización de jornadas de capacitación al personal de salud, con charlas informativas sobre seguridad y cultura vial, promoviendo el cambio de conducta y la reflexión sobre la forma segura de circular.

Para Aymo el gran problema de la moto es que es de “fácil acceso y tiene poco control”, pero además desnuda muchas aristas para tener en cuenta. “Cuando uno va a los barrios de la ciudad ve que a moto se ha transformado en un motobus en el que viajan tres y hasta cuatro personas”.

En declaraciones al programa Punto y Aparte (Sí98,9) el especialista hay dos formas de terminar con esta problemática, una son los controles y la otra es contar con servicio público de calidad porque “la gente necesita trasladarse de alguna manera”.

Noticias relacionadas