Brasil vende tierras por la crisis

|| Mundo
Compartir

El gobierno aspira recaudar 490 millones de dólares tras deshacerse de 649 inmuebles y 30 terrenos públicos. Se busca reducir los gastos

El gobierno brasileño aspira a recaudar 1.769 millones de reales (unos 490 millones de dólares) con la venta el próximo año de decenas de edificaciones y terrenos de su propiedad, en un plan destinado a mejorar la gestión de los recursos públicos, informaron fuentes oficiales.

El proyecto prevé la venta en 2016 de 649 inmuebles y 30 terrenos públicos, así como la construcción de seis edificaciones anexas a sedes de ministerios para reubicar a funcionarios que actualmente trabajan en edificios alquilados, según el Ministerio de Planificación.

La iniciativa forma parte de una reforma administrativa puesta en marcha por el gobierno para reducir gastos y mejorar la gestión pública, aseguró el ministro de Planificación, Nelson Barbosa, en una rueda de prensa.

Además de elevar la recaudación con la venta de inmuebles que no son aprovechados, el plan busca reducir lo que se gasta con el alquiler de edificaciones.
El proyecto fue anunciado un día después de que la propia presidente brasileña, Dilma Rousseff, anunciara una primera parte de la reforma administrativa por la que se reducirá el número de ministerios de los actuales 39 a unos 29, y se suprimirán 1.000 cargos públicos de confianza, equivalentes a casi el 5% del total.

Las medidas se suman al severo ajuste fiscal anunciado por la jefa de Estado a comienzos de año para sanear las deficitarias finanzas públicas y que prevé la elevación de algunos impuestos, la reducción de gastos públicos y la eliminación de determinados beneficios sociales.

El ajuste busca reducir el déficit público brasileño, que fue récord el año pasado, así como sacar a flote una economía que tan solo creció un 0,1 % en 2014 y que, según las últimas proyecciones, sufrirá este año una contracción de hasta el 2,0 %.
Según el Ministerio de Planificación, el ahorro con la construcción de edificaciones para sustituir las que actualmente son alquiladas podrá sentirse al final de las obras.

El gobierno calcula que la construcción de las seis nuevas edificaciones costará 1.371 millones de reales (unos 380 millones de dólares) en los próximos doce años, prácticamente lo mismo que cuesta el alquiler de las actualmente usadas en ese mismo período.

"Los edificios que construiremos abrirán espacio para 17.000 personas. Se justifica dejar de pagar esos alquilares", aseguró Barbosa.(Infobae)

Noticias relacionadas

Etiquetas