Borrón y cuenta nueva

|| Deportes
Compartir

Los cambios ideados por el cuerpo técnico han modificado para mejor el semblante del equipo. Fue atinado el ingreso de Maximiliano Lovera.

Por Ignacio Sanzó

El Canalla se trajo un punto importantísimo, no solo por la cancha y el rival al que se midió, sino porque demostró haber cambiado con respecto a la goleada recibida con Unión en el Gigante de Arroyito. La solidez defensiva que caracterizó a Central en las primeras fechas de la Superliga volvió a estar presente en la Bombonera.

El ingreso de Maximiliano Lovera le dio al equipó una verticalidad y proyección en ofensiva muy importante. La estructura en la mitad de la cancha, con la jerarquía de Néstor Ortigoza y el equilibrio de Leonardo Gil supo neutralizar el juego que propuso el equipo local. El trámite del cotejo fue parejo, Central lo pudo ganar, pero también hubo pasajes donde no la paso bien. Lo importante es el cambio táctico y actitudinal que se le logró inyectar al equipo.

Tras el partido, quien habló con la prensa fue Leonardo “El Colo” Gil: “Tenemos que cambiar la imagen. Pienso que merecíamos un poco más. Fuimos superiores en la generación de juego, a pesar de que ellos tuvieron mucha tenencia de pelota, pero no fueron muy profundos. Creo que las más claras las tuvimos nosotros”. “La clave que se trabajo fue estar bien parados, fuimos superiores en la generación de juego”, sentencio Gil.

El plantel se entrena para visitar la cancha de Patronato, en Paraná, el próximo domingo a partir de las 11. Siempre teniendo a la vista el viaje a Sarandí para el clásico ante Newell´s por la Copa Argentina.

Noticias relacionadas

Etiquetas

Gil Central Superliga