Bonfatti desiste de acusar al imputado por el ataque a su vivienda

|| Locales
Compartir

El fiscal presentó la requisitoria de elevación a juicio contra los dos procesados por la balacera a la vivienda del gobernador que data de octubre de 2013. El abogado del mandatario sostiene que no hay elementos para juzgar a uno de ellos.

El fiscal Enrique Paz solicitó la elevación a juicio contra Emanuel Sandoval, alias Ema Pimpi, y el ex policía Pablo Espíndola, ambos acusados por el ataque a balazos a la casa del gobernador Antonio Bonfatti que se ocurrió el 11 de octubre de 2013. Pero lo que llamó la atención es que la querella de Antonio Bonfatti, representada por su abogado Héctor Superti, señaló a través de un escrito que no hay evidencia suficiente para juzgar a Sandoval y desiste de la acusación.

Quien está acusado de disparar contra la casa del gobernador irá a juicio por amenazas agravadas por el anonimato, uso y abuso de armas de fuego y daño, pero no tendrá la acusación de la querella, sólo la de la fiscalía. La querella de Bonfatti sí mantendrá esta condición contra el policía Spíndola, acusado de encubrimiento de la balacera-

Los dos procesados por la balacera aguardarán el juicio con prisión domiciliaria por decisión de la jueza de instrucción Alejandra Rodenas. Sandoval o Ema Pimpi, el joven señalado como un supuesto narco de zona norte, fue detenido en noviembre de 2013 en el shopping Portal Rosario luego de un altercado.

Noticias relacionadas