Boleto: Proponen destinar fondos de infracciones por videocámaras

|| Locales
Compartir

Ante la imperiosa necesidad de buscar alternativas para que el incremento del boleto no sea tan duro para los pasajeros, el concejal Sebastián Chale pide analizar su propuesta que no sólo sería un alivio para el bolsillo de los rosarinos, sino que además contribuiría a la seguridad vial.

La suba del boleto del transporte urbano de pasajeros, es un tema que está dando mucha tela para cortar. Luego de la falta de quórum en la sesión del jueves pasado, el ambiente está caldeado y son más los pases de factura que las soluciones concretas. Para ponerle fin a esta problemática, el concejal Sebastián Chale insistió sobre el proyecto para destinar los fondos de infracciones por videocámaras al transporte urbano de pasajeros, el cual ingresó el año pasado al recinto pero no fue tratado.

"En este contexto urgente, creemos que es necesario tratar alternativas viables para atenuar la actualización de la tarifa. Nuestro proyecto contribuiría con la seguridad vial, mejoraría el control, aportaría recursos al fondo compensador de transporte y finalmente, aseguraría el destino de  lo recaudado", aseguró. Esta iniciativa presentada junto a su compañera de bloque María Eugenia Schmuck, llegó al Concejo a fines del año pasado, pero no avanzó hasta hace unos días en los que empezó a discutirse en el marco del aumento del transporte urbano de pasajeros.

"Sabemos que bajar los costos y atenuar el aumento en el bolsillo de los pasajeros es factible sólo aportando nuevos recursos al fondo compensador. Se ha hecho con otras iniciativas como el estacionamiento medido, las transferencias de automotores, el derecho de acceso al casino, etc. Hoy esta propuesta genera un nuevo recurso a partir de tecnología existente. Y fundamentalmente aporta a la seguridad vial de nuestra ciudad", explicó el edil.

Según explicó Chale en un comunicado, "el objetivo es disuadir, prevenir y sancionar conductas que atenten contra la vida y la integridad física de los vecinos, mediante el uso de tecnología y de instalaciones adecuadas que garanticen el cumplimiento de las normas de convivencia en la comunidad".

La iniciativa emplearía las 900 cámaras municipales y provinciales que funcionan en la ciudad.  “Implementar estas tecnologías para la detección e infracciones por medio de cámaras de video vigilancia, posibilita la detección de un modo más directo y comprobable registrándose los datos del vehículo, el lugar, la fecha, el horario y demás información de la infracción cometida”, detalló.  "Todas las penalidades y, por tanto, recursos que se generan a partir del uso del automóvil particular deben sostener el financiamiento del transporte público: esta idea contiene un concepto de equidad, de equilibro ambiental y de solidaridad", concluyó el edil.

Noticias relacionadas