Boca se consagró campeón sin la necesidad de jugar

|| Deportes
Compartir

El Xeneize se vio beneficiado por el triunfo de San Lorenzo ante Banfield, el único que podía sacarle el título. Aún con dos partidos sin disputar, se aseguró su 26º torneo local en la era profesional. “Este es el triunfo de un equipo que atacó en todos lados”, dijo Guillermo Barros Schelotto a Télam.

San Lorenzo derrotó esta noche a Banfield 1 a 0, con gol de Fernando Belluschi a los 11 minutos del segundo tiempo, en el Nuevo Gasómetro, por la 29na fecha del torneo de fútbol de Primera División, con el arbitraje de Fernando Espinoza, y permitió la consagración anticipada de Boca Juniors como campeón. El cronograma indicó que el Taladro, único escolta, juegue su partido un día antes que el puntero, por lo que el 1-0 en el Bajo Flores le sirvió el título al conjunto de Guillermo Barros Schelotto.

El DT xeneize logró hoy su primer título como entrenador de Boca Juniors después de haberlo logrado ya en Lanús en el plano local y también en el internacional, por Copa Sudamericana, pero a la hora de analizar esta conquista resaltó que este "fue el triunfo de un equipo que atacó en todos lados y siempre fue al frente".

Con lágrimas en los ojos el 'Mellizo' habló en soledad con Télam en un rincón del hotel Argos, de Bahía Blanca, donde el plantel vela armas para el juego de mañana ante Olimpo, y aseguró que se siente "tan emocionado que no podía salir a festejar con los jugadores. Esta es una de las grandes alegrías de mi vida".

"En lo primero que pensé es en mi familia, que es la base de todo. Pero el título local con Lanús fue el primero de mi carrera y también fue tan importante como este", confesó.

"Todo esto es gracias al equipo que se mereció este título pese a ser tan criticado. Es por estos jugadores. Pero ahora es importante estar tranquilos, ya que no hay que olvidarse que mañana tenemos un partido", apuntó.

Sin embargo, minutos después de la charla Guillermo finalmente salió a la calle y se trepó al vallado que rodeaba al hotel y en soledad empezó a abrazarse con los hinchas.

A los 43 años el "Mellizo", que ganó 16 títulos con Boca como jugador y en marzo de 2016 reemplazó a Rodolfo Arruabarrena, logró su primera conquista como entrenador "xeneize", después de un par de reveses dolorosos en la Copa Libertadores y la Argentina. (RosarioNoticias.info/Télam)

Noticias relacionadas