Boasso reinstaló el fantasma del fraude en la última elección

|| Locales
Compartir

El radical aseguró que “hubo funcionarios judiciales que participaron” de la maniobra. También apuntó contra el senador Perotti de quien dijo: “Fue el primero que pidió la apertura de urnas, pero después la presidenta lo llamó y le dijo que dejara que ganara el socialismo”.

A casi un año de las elecciones que ungieron a Miguel Lifschitz como nuevo gobernador de la provincia, el concejal radical Jorge Rosario Boasso reflotó la acusación de fraude e involucró a funcionarios judiciales. Por otra parte, el edil reiteró que su etapa como concejal ya terminó. "El último período ya me resultó difícil. Lo acepté porque amo Rosario”, disparó.

En una entrevista concedida a LT3 y que hoy reproduce el portal del diario La Capital, Boasso también apuntó contra el actual senador nacional Omar Perotti. “Fue el primero que pidió la apertura de urnas, pero después la presidenta lo llamó y le dijo que dejara que ganara el socialismo, porque le era más conveniente que el PRO”.

Sin dar nombres Boasso disparó munición gruesa contra el poder judicial a sostener: “Sabemos que había funcionarios judiciales que participaron de este fraude, que avaló la no apertura de urnas".

"Mi etapa ya terminó como concejal", confesó el edil radical, y siguió: "El último período ya me resultó difícil. Lo acepté porque amo Rosario”, aseveró.

Noticias relacionadas