Bajaron a tiros a una avioneta narco, el cabecilla escapó en remís

|| País
Compartir

El operativo estuvo a cargo de personal de la Gendarmería Nacional y de la Policía del Chaco. Incautaron droga que transportaba la aeronave y detuvieron a seis personas luego de realizar tareas de inteligencia.

Personal de Gendarmería Nacional y de la Policía del Chaco bajaron a tiros a una avioneta presuntamente narco en la localidad bonaerense de Duggan, donde se incautó la droga que transportaba la aeronave y se detuvo a cinco sujetos, aunque el cabecilla logró escapar en un remís que lo aguardaba en el lugar.

Fuentes policiales informaron que el piloto de la avioneta tuvo que aterrizar de emergencia luego de los disparos que recibió la aeronave cuando intentaba despegar. El procedimiento fue ordenado por la jueza Federal 1 de Resistencia, Zunilda Niremperger, y llevado a cabo en la localidad de Duggan, provincia de Buenos Aires, por fuerzas especiales de Gendarmería Nacional de Formosa y Chaco y de Drogas Peligrosas de Chaco.

Los uniformados de ambas fuerzas arribaron al mediodía a un campo de esa localidad del norte bonaerense y mientras se mantenían ocultos realizaban tareas de inteligencia, ya que tenían identificado como una posible pista de aterrizaje ilegal. Por la tarde, notaron el arribo de una avioneta color celeste y blanco volando a muy baja altura, hasta que finalmente aterrizó.

De inmediato, de un monte cercano salieron corriendo varias personas que se acercaron a la aeronave, de matrícula uruguaya, y comenzaron a descargar una serie de bultos. Fue entonces que los efectivos revelaron su posición y dieron la voz de alto a los sospechosos, saliendo en su persecución.

El piloto de la avioneta no lo dudó y puso en marcha nuevamente los motores comenzando un nuevo despegue entre disparos efectuados desde tierra por los agentes, varios de los cuales impactaron en el fuselaje. La aeronave tomó vuelo pero no pudo llegar muy lejos por los daños sufridos, y su piloto aterrizó de emergencia en la zona de La Esparraguera en San Andrés de Giles. Allí, el ruido de la avioneta alertó a los pobladores de la zona que dieron rápido aviso a la policía local y lograron detenerlo. (RosarioNoticias/NA)

Noticias relacionadas