Atentado en un parque infantil de Pakistán: casi 70 muertos

|| Mundo
Compartir

El ataque además dejó un saldo de 290 personas heridas. El atacante eligió un lugar colmado de familias cristianas que celebraran Pascuas. El acto fue reivindicado por un grupo vinculado a los talibanes. Las imágenes pueden herir la sensibilidad del lector.

Casi 70 personas murieron y 290 resultaron heridas luego de que un atacante se inmolara en un parque donde miles de familias celebraran las Pascuas. Ocurrió en la sección infantil de un parque en Pakistán. El atentado fue reivindicado por un grupo vinculado a los talibanes.

En momentos en que varias cristianas familias celebraban Pascuas, un atacante se inmoló cerca de una zona infantil de un parque de la ciudad de Lahore, en el este de Pakistán, y mató al menos a 69 personas y dejó a 290 heridos, la mayoría en condiciones críticas.

El vocero de la Policía local, Mohamed Salim, informó que "un suicida hizo explotar las bombas que llevaba encima en el parque Gulshan Iqbal, cerca de una zona infantil en torno a las 19" (11 de la mañana hora argentina), según la agencia de noticias EFE.

El atentado, el peor desde el asalto talibán a la escuela de Peshawar al norte del país en el que murieron 125 alumnos en 2014, fue reivindicado por un grupo vinculado a los talibanes de Pakistán que afirmó que era contra cristianos, una minoría religiosa en ese país.

Jam Sajjad, el vocero de los rescatistas de la ciudad, en tanto, explicó que el parque Gulshan Iqbal es uno de los más grandes de Lahore y que tiene una zona especial para los niños, que en el momento de la explosión estaba lleno de familias que celebraban las últimas horas del fin de semana de Pascuas.

Varias horas después del atentado, el grupo armado Jamatul Ahrar, una milicia que rompió con el movimiento talibán paquistaní en 2014 y un año después anunció su reconciliación, se adjudicó la autoría del ataque e informó que era una represalia por la operación que el Ejército mantiene contra insurgentes en Waziristán del Norte, una zona del noroeste del país, lindante con Afganistán.

Tras el atentado, el gobierno provincial del Punjab paquistaní declaró el estado de emergencia en todos los hospitales de la ciudad y anunció tres días de luto oficial y el primer ministro paquistaní, Nawaz Sharif, condenó el ataque y expresó su dolor por estos hechos.

"Ante el cruento atentado terrorista ocurrido el día de hoy en la ciudad de Lahore, Pakistán, que tuvo como trágico resultado más de medio centenar de muertos y numerosos heridos, Argentina expresa su total rechazo y condena a esas injustas manifestaciones de violencia", sentenció la Cancillería argentina en un comunicado oficial. (RosarioNoticias.info/Télam)

Noticias relacionadas