Aseguran que Rosario está a tiempo de recuperar el espacio público

|| Locales
Compartir

Así lo indicó el arquitecto Jorge Jauregui. Nacido en la ciudad y radicado en Brasil desde hace varios años fue uno de los urbanizadores de las favelas en Río de Janeiro. Según su mirada, los barrios por fuera de los bulevares están “anémicos y faltos de uso”.

El arquitecto rosarino radicado hace ya varios años en Brasil, Jorge Jauregui, es quien urbanizó las favelas de Brasil. De regreso al lugar donde nació para participar de las Jornadas de Territorio ciudad y Salud Colectiva, el profesional dijo que ve muy bien a Rosario en la zona central, pero advirtió que “queda un tema pendiente fuera de los bulevares”. Recomendó llevar adelante políticas públicas tendientes a “evitar que la mancha urbana se siga expandiendo”. Manifestó, además, que todavía se está a tiempo a tiempo para recuperar el espacio público.

“Queda el tema pendiente fuera de los bulevares. Hay una periferia en la que habría que invertir para recalificarla, llevando equipamientos de prestigio para esos bordes urbanos y evitar así que la mancha urbana se siga expandiendo”, expresó Jauregui.

Consultado sobre si los ve muy mal a los barrios de Rosario, el arquitecto manifestó que los ve “anémicos, faltos de intensidad de uso”. En ese sentido indicó que lo ideal sería ver calles con mucha gente realizando distintas actividades. El especialista ató esa carencia a la inseguridad, al sostener que “una ciudad segura es aquella que tiene sus espacios públicos ocupados, si es posible las 24 horas del día”.

“En Rosario la delincuencia se apropió de los espacios públicos y de los espacios residuales que son aquellos que no tienen una intensidad de uso. Creo que una política de urbanización debería repensar estas periferias en función de restructurar centralidades”, explicó Jauregui en diálogo con LT3.

Por último, el arquitecto rosarino sostuvo que se está a tiempo para “hacer un buen trabajo”. Según explicó, Rosario tiene una escala muy adecuada, todavía controlable y que está en el momento justo para hacer un trabajo de base. Sin embargo advirtió que si no se empieza a abordar la problemática cuanto antes “las consecuencias van a ser negativas para el futuro de la ciudad”

Noticias relacionadas