Aseguran que importar carne no servirá para bajar los precios

|| Locales
Compartir

El presidente de la Sociedad de Carniceros de Rosario, José García, cuestionó la decisión del gobierno de Macri de traer cortes desde Uruguay. Por otra parte, recordó que el ganado en pie no aumenta desde noviembre del año pasado. Pidió incrementar la producción.

Según publica este viernes el portal Infobae, el Gobierno de Mauricio Macri acordó con su par Uruguayo la importación de carne con hueso desde ese país con el objetivo de bajar los precios en el mercado interno. Para el presidente de la Sociedad de Carniceros de Rosario, José García, de concretarse, la medida no tendrá ningún efecto positivo. Por el contrario le “hará mucho daño a los productores” y el valor en el mostrador, a los que calificó de “razonable”, no sufrirá ninguna modificación. El comerciante sostuvo que salida es tener más oferta y “eso se logra con más producción”.   

El SENASA acordó con su par del Uruguay la habilitación para el ingreso de carne con hueso procedente del país vecino, en una ampliación de la operatoria que se limitaba a la vigencia de un protocolo para carne desosada y, en forma excepcional, al ingreso de cortes de asado para consumo en provincias mesopotámicas, destaca el portal de noticias.

“La medida no tiene razón de ser porque hoy el consumo está tranquilo. Hubo una caída del entre el 20 y el 25%. Pasamos de consumir 60 kg per cápita a 55. No creo que importar carne sea el camino para bajar el precio. La salida es producir más”, expresó García.

En diálogo con RosarioiNoticias.info, el comerciante recordó que en algún momento se trajo de carne desde Uruguay que no era mucho más barata. “En algún momento se trajeron algunos cortes, fundamentalmente asado, pero era un negocio de unos pocos y para unos pocos. Que nadie piense que la importación va a beneficiar a toda la población”.

Un año sin aumentos

Consultado sobre el precio de la carne en la Argentina, lo primero que destacó García es que la carne no aumenta desde hace un año. “La última semana de noviembre de 2015 subió lo que subió, se cayó el consumo y de ahí no aumentó más”. Para referente local de los carniceros si se mira el precio de ganado en pie, que está entre 30 y 33 pesos, y el valor al que lo comercializan los frigoríficos el precio de la carne al mostrador es “razonable”.

Según García, el congelamiento en el precio de la carne está directamente ligado a la caída del consumo. “Nuestras ventas cayeron entre el 20 y 25% y no lo hemos recuperado. Estábamos en 60Kg de carne per cápita y ahora estamos en 55. Por último, destacó que “de los 10 millones de cabeza que se perdieron entre 2005 y 2008 solamente se recuperaron dos millones.”

Noticias relacionadas