Asegurado y Seghezzo rindieron cuentas de la noche rosarina

|| Locales
Compartir

Los ediles escucharon a los funcionarios del Departamento Ejecutivo respecto a diversas cuestiones vinculadas con locales de diversión nocturna. Tras la muerte de Gerardo Escobar, los controles y las normativas de los espectáculos públicos están bajo la lupa.

El secretario de Gobierno municipal, Fernando Asegurado, y el de Control y Convivencia, Pablo Seghezzo, asistieron ayer al Concejo para brindar detalles respecto de las normas que regulan los locales nocturnos en la ciudad. Los funcionarios fueron citados por pedido de los ediles del Frente para la Victoria, Roberto Sukerman y Norma López.

Por el Departamento Ejecutivo asistieron los secretarios de Gobierno, Fernando Asegurado y de Control y Convivencia Ciudadana, Pablo Seghezzo; los subsecretarios de dichas áreas, Claudio Díaz y Fernando Leva, respectivamente, y el director general de Habilitación, Rodrigo Gutiérrez.

En el primer tramo del encuentro los funcionarios municipales expusieron, para luego realizar consideraciones y preguntas por parte de los ediles. El secretario de Gobierno, Fernando Asegurado, consideró a la reunión como “continuidad de otra de abril del 2014, cuando se estaban tratando diversos proyectos de ordenanzas y decretos” vinculados a la actividad nocturna.

Por su parte el secretario de Control y Convivencia, Pablo Seghezzo, resaltó el aumento de los controles en los casi dos años de funcionamiento del área, desde el 18 de noviembre del 2013. Precisó que en los locales que comprende la ordenanza de espectáculos públicos, entre los que se cuentan confiterías bailables, cantinas y bares con amenización musical, que suman 195 establecimientos, a los que deben sumarse 65 salones de fiesta -260 en total- se realizaron en los 22 meses de existencia de la Secretaría, 12.114 inspecciones.

La ronda de preguntas la abrió el edil Sukerman, quien consultó respecto al caso de “La Tienda” y en tal sentido dijo que “se cobraba entrada y en los bares, como mucho, se cobra derecho de espectáculo”. Dijo que “tenían patovicas y eso no tiene justificación” para mencionar que “nadie veía nada, en la que concurre la Guardia Urbana Municipal (GUM) advierte claramente lo que sucedía, pero tampoco tomaron medidas al respecto”. Y agregó: “Advertimos una conducta absolutamente permisiva. No debería haber funcionado todo el tiempo que funcionó, rebalsó el vaso con la muerte de Gerardo Escobar”.

En su respuesta Seghezzo consignó que “no hay prohibición de cobrar entradas” y acerca de “La Tienda” indicó que desde la creación de la Secretaría desde el Concejo llegaron 698 pedidos de informes o de inspección “y ninguno sobre 'La Tienda'”. Seguidamente manifestó que en los 7 años de funcionamiento de “La Tienda” hubo un sólo pedido de informes, antes que se creara el área, de los concejales Boasso y Schmuck, en noviembre del 2013.

Fue luego el turno del edil Cavallero, quien mencionó que se hablaba de lo que ocurre “jueves, viernes, sábados y domingos y las madrugadas” subsiguientes. Marcó que había planteado la temática a la intendenta y al respecto dijo que “se mezclan casos de narcotraficantes, estafadores, narcos internacionales, barrabravas”, para aludir a “Esperanto”, “vinculada a un narco asesinado y al que se termina de cerrar en Marcos Paz y bulevar Avellaneda, vinculado a un barrabrava”.

Más adelante y al retomar la cuestión de los boliches el edil Cardozo preguntó tras mencionar los nombres de varios after si “el Ejecutivo pensó en regular el rubro after”. El secretario Seghezzo mencionó que “hubo 25 clausuras en 22 meses, lo que no es poco”. También planteó otra cuestión como “el subalquiler de bares” y admitió que el rubro after  les ha “dado mucho trabajo”.

La concejala López también cuestionó la falta de aplicación del sistema de videovigilancia y del sistema Rosario 2.0 y preguntó acerca de los pedidos de informes sobre “La Tienda” desde el 2010 en adelante.

En otro orden el edil Sukerman consultó respecto a la cantidad de alcoholímetros de los que se disponen para controles y sobre la opinión del proyecto alcohol cero. Al respecto indicó Seghezzo que son 6 los alcoholímetros y acotó que como ya lo indicara está a favor del proyecto del edil Chale.

Noticias relacionadas