Arrestaron a un sospechoso de los ataques a París en Bruselas

|| Mundo
Compartir

La policía belga ocupó las calles del popular barrio de Molenbeeck, de donde son oriundos varios de los terroristas. Al menos cinco de las siete detenciones, sumadas a allanamientos, que llevaron a cabo las fuerzas de seguridad belgas durante el fin de semana fueron en este lugar.

La Policía federal de Bélgica llevó a cabo un nuevo operativo policial en el distrito bruselense de Molenbeek, donde se registraron tiroteos, informó este lunes el diario "De Morgen" en su edición digital. Las unidades especiales de la policía rodearon un edificio de una de las calles del barrio, donde cortaron al tráfico, precisó la cadena RTBF.

Desde un vehículo policial blindado, los agentes pidieron a uno de los ocupantes de la vivienda que descorra las cortinas que mantenga cerradas y ponga las manos en un lugar visible, añadió la emisora. La Policía busca desde el domingo a un sospechoso supuestamente vinculado con los atentados de París, Salah Abdeslam, sobre el que se ha dictado un orden de arresto internacional.

Abdeslam, nacido en Bruselas, había alquilado el Volkswagen Polo con el que los asaltantes de la Bataclan llegaron a la sala de conciertos para cometer la masacre en la que murieron 89 personas. El sábado por la mañana, horas después de la cadena de atentados, fue sometido a un control por gendarmes franceses junto a la frontera belga en otro coche en el que viajaba con dos individuos.

Los agentes, tras verificar las identidades de todos, los dejaron marchar. Uno de los ocupantes del coche estaba fichado en Bélgica y cuando se supo que Salah Abdeslam había alquilado el vehículo, la Policía belga puso en marcha una operación en Molenbeek y practicó varias detenciones, en particular, la de su hermano, Mohamed. No obstante, no dio con Salah, y al desconocer su paradero este domingo la Fiscalía belga emitió una orden de detención internacional. (RosarioNoticias.info/Minutouno)

Noticias relacionadas