Argentina tuvo un duro revés frente a Brasil tras perder 3 a 0

|| Deportes
Compartir

La clasificación al Mundial de Rusia 2018 sigue siendo complicada, aunque por las palabras de los protagonistas, nada es imposible sino que hay que “cambiar la cabeza” porque la “fuerza” está intacta. Los locales golpearon primero, lo hicieron mejor y de manera contundente.

El equipo "albicelste" perdió 3 a 0 con el pentacampeón en Belo Horizonte por los goles de Coutinho y Neymar y Paulinho en el complemento, por la fecha 11 de las Eliminatorias. Los goles del conjunto dirigido por Tite fueron convertidos por Philippe Coutinho, Neymar, la gran figura del superclásico sudamericano, y Paulinho, en el cotejo que fue controlado por el chileno Julio Bascuñán.

El camino de la Argentina en las Eliminatorias encuentra obstáculos cada vez más grandes debido a un rendimiento flojo, colectivo e individual. El conjunto albiceleste está en el sexto puesto en la tabla de posiciones, con 16 puntos, lugar que mantuvo por el éxito de Perú como visitante ante Paraguay (15).

Argentina fue un equipo superado en la cancha, apático, sin resolución y sin ideas. Messi-dependiente, en el crack rosarino tampoco no encontró la solución, porque si se compara a las dos grandes estrellas de la noche, Neymar le sacó una enorme distancia. El astro brasileño tuvo socios en la cancha, y Messi, más allá de su actuación decepcionante, cuando levantó la cabeza no encontró a Ángel Di María, que cada partido juega peor, Higuaín o Biglia.

El equipo de Edgardo Bauza, en la húmeda noche de Belo Horizonte, intentó ser protagonista, con el auxilio de Enzo Pérez y Javier Mascherano para equilibrar el mediocampo, pero la intención duró unos minutos y solo le generó peligró al rival con un disparo de media distancia de Lucas Biglia (22min).

En cuanto Brasil encontró espacios, lastimó a la Argentina. Con Neymar, armó un ataque peligroso, veloz y contundente. Los goles de Coutinho, de brillante definición al ángulo tras quitarse con facilidad la marca de Nicolás Otamendi, y de Neymar, con una escapada a espaldas de toda la defensa en el pase de Gabriel Jesús, dieron cuenta de la diferencia entre los equipos, con Brasil mostrando pocos toques, pero sí una idea y decisión.

El partido se terminó en ese primer tiempo más allá de que Argentina esbozó una leve recuperación con el cambio del 4-4-2 al 4-3-1-2 y con el ingreso de Sergio Agüero para acompañar al solitario Gonzalo Higuaín. El 'Kun', como pudo, se las rebuscó para ofrecerle resistencia a la defensa brasileña.

La tercera conquista del "pentacampeón", en los pies de Paulinho, quien antes estuvo cerca de convertir de no haber sido por la salvada en la línea de Pablo Zabaleta (9min), dejó en ridículo al equipo que por entonces deambulaba perdido en la cancha, partido, quebrado, con flojas respuestas en el medio y en especial en la zaga central; ambos finalizaron amonestados.

Lo que sigue para la Argentina, que lleva cuatro partidos sin éxitos (dos empates y dos derrotas) será ante Colombia (18), el próximo martes en San Juan, en otra prueba de fuego, no solo para el equipo, sino también para el propio entrenador, Bauza, cuyo margen se achica cada vez más.(RosarioNoticias.info/Télam)

Noticias relacionadas