Alimentos y medicamentos al tope en los aumentos de precios

|| País
Compartir

Son los productos que más aumentaron desde noviembre del año pasado a agosto de 2016. Según un estudio realizado por la Universidad de Avellaneda, el fenómeno es consecuencia de la desregulación total del mercado. El Estado ya no controla ni monitorea precios.

 

Según un estudio realizado por el Observatorio de Políticas Púbicas de la Universidad de Avellaneda, los alimentos y los medicamentos son los rubros que más aumentaron desde noviembre de 2015 a agosto de 2016. En ese mismo trabajo se explica que el fenómeno se da como consecuencia de la decisión del Estado nacional de llevar adelante una desregulación total del mercado. Hoy el Gobierno ya no controla ni monitorea el precio de estos productos de primera necesidad. Como suele pasar en estos casos, los más afectados son los sectores de menores recursos.

“Lo que hicimos es un relevamiento de 130 medicamentos muy representativos. Realizamos un seguimiento de esos productos de noviembre de 2015 a agosto de 2016. Eso nos dio un aumento promedio del 59% de los medicamentos. Tomando la canasta, el incremento es del 75%”, sostuvo Santiago Fraschina miembro del Observatorio.

El de jubilados es el sector que más depende de los medicamentos para seguir viviendo. En ese mismo periodo de tiempo el haber a los pasivos se les incrementó en un 15%, con el agravante que desde hace varios meses el Pami decidió dejar de entregarles de manera gratuita una importante cantidad de remedios.

En declaraciones a Radio SÍ, Fraschina aseguró que esto tiene que ver con la decisión gubernamental de desregular totalmente los mercados. “Hoy la secretaria de Comercio ha tomado la decisión de no controlar los precios de los medicamentos”. Permitir esto es muy grave porque este incremento desmedido hace que nuestros pasivos sea aún más pobres”.

“Hay dos rubros que aumentaron muy por encima de la inflación. Uno es el de los medicamentos y el otro es alimentos y bebidas. Esto demuestra que el impacto inflacionario es asimétrico porque está repercutiendo más en los sectores vulnerables que en el de altos ingresos”, expresó Fraschina.

Otro fenómeno que se da es que pese a los aumentos, la demanda de estos productos prácticamente no cae. La explicación de esto es que son “bienes inelásticos”, es decir la gente necesita comprarlos si o si, no puede prescindir de ellos.

Noticias relacionadas