Aeropuerto, Giuliano volvió a criticar el modo de administración

|| Locales
Compartir

“El costo de la improvisación fue muy grande para la ciudad y la región”, disparó el edil, quien no dudó en renovar los cuestionamientos una vez conocida la salida de su titular, Raúl Garo. Además, recordó que durante los últimos tres meses reclamó cambios en el Directorio de la aerostación.

El concejal Diego Giuliano renovó sus críticas con respecto a la manera de administrar el Aeropuerto Internacional de Rosario Islas Malvinas luego que se conociera que el gobernador Miguel Lifscchitz le pidiera la renuncia al ahora ex director de la aerostación, Raúl Garo. Para el edil, “el costo de la improvisación fue muy grande para la ciudad y la región”

“Lo habían advertido los pilotos, lo habían advertido los usuarios, lo habían advertido los agencieros y también las líneas aéreas. Lo dijimos repetidamente. Se perdió mucho tiempo en el aeropuerto y el último en enterarse fue el Gobierno Provincial, de quien depende la designación del Directorio”, disparó Giuliano a tevés de un comunicado de prensa.

El concejal recordó que durante “esos tres meses reclamó cambios en el Directorio y generó una reunión del Concejo Municipal en el mismo aeropuerto el pasado 6 de febrero, en las que las autoridades dependientes de la Provincia intentaron explicar “los atrasos, los vuelos cancelados, las grietas de las calles de rodaje, las obras repetidas y mal finalizadas y las causas que hicieron que durante toda la temporada los aviones tuvieron que ser transportados en tractor por la pista del Aeropuerto de Rosario”.

“Al final tuvieron que dar un paso al costado pero el costo de la imprevisión y la demora en resolver el tema es muy grande para la ciudad y la región”, afirmó.

“Desde noviembre del año pasado, venimos denunciando que los aviones tienen que ser remolcados por un tractor ante el riesgo de que los motores absorban restos de mampostería por el defectuoso estado de las pistas y que la administración alentaba el incremento de vuelos sin las adecuadas garantías de infraestructura y soporte”.

“En Diciembre, la misma ANAC (Administración Nacional de Aviación Civil) impuso un ultimátum a la Administración del Aeropuerto para comenzar las tareas de reparación de las pistas de rodaje y la plataforma, que ya habían sido arregladas con anterioridad de manera defectuosa”, indicó Giuliano.

“Sin embargo, el Aeropuerto de Rosario siguió dependiendo del funcionamiento de un tractor para remolcar a los aviones provocando demoras y cancelaciones de vuelos, poniendo en riesgo a pasajeros y generando daños en el tren de aterrizaje de los aviones”.

Según Giuliano, “las excusas del Directorio en la reunión sostenida con los concejales fue que el problema del Aeropuerto era un problema de crisis de crecimiento, cambiando las razones de la desidia por razones de incremento de vuelos. Una grave distorsión de la realidad que se sustenta a base de maquetas y power points “atrasados” de lo que el Aeropuerto promete ser y no logra ser”.

Noticias relacionadas