Advierten sobre un posible enfrentamiento entre taxistas y remiseros truchos

|| Locales
Compartir

Denuncian que los autos ilegales se ubican en paradas tradicionales y se “roban los viajes”. La actitud ya generó algunas reacciones, pero no se registró ningún hecho de violencia. Desde el sindicato apuntan a las autoridades municipales por la falta de controles.

La preocupación de los taxistas por la proliferación de remises ilegales en la ciudad no es nueva. Sin embargo ahora se le suma un nuevo elemento, la posibilidad que existan enfrentamientos entre ambas partes. Es que, según denuncian desde el Sindicato de Peones de Taxis, se vienen corriendo los límites de manera alarmante. Hoy muchos autos que funcionan al margen de la ley han tomado como costumbre ubicarse en paradas tradicionales para “robarle viajes a los taxistas”.

Según expresó Horacio Yannotti, secretario gremial del sindicato, los remises trucho “ya no solamente paran en la puerta del Casino a la vista de todos, ahora también lo hacen en la puerta de los hospitales y otros lugares donde se concentra mucha gente”.

“La metodología es siempre la misma, paran el auto en la puerta de algún lugar público donde hay un importante flujo de gente, y a la vista de todos se acercan a las personas ofreciéndoles el servicio y aclarándoles que cobran más barato que los taxis”, le detalló Yannotti a RosarioNoticias.info.   

El sindicalista explicó que esto ya generó la reacción de varios taxistas que tienen sus paradas en esos lugares. Hasta el momento solamente hubo cruce de insultos entre los protagonistas, pero hay preocupación porque entienden que si las autoridades siguen mirando para otro lado las cosas puedan pasar a mayores.

“Nosotros le recomendamos a los compañeros que no reaccionen, que tomen la patente y hagan la denuncia en Servicios Públicos. Pero estamos preocupados porque tememos que la cosa pase a mayores. Tenemos información que ya hubo insultos, es que te da bronca estar una hora en la parada esperando el viaje y que te lo lleve un remises trucho”, detalló Yannotti.

El dirigente gremial destacó que se trata de una competencia desleal que ellos vienen soportando desde hace muchos años. “Se agregaron 800 nuevos taxis, pero cada vez hay más truchos. En cada contacto que mantenemos con las autoridades se plantean dos temas: este y el de la seguridad. Ellos nos dicen que se hacen operativos, que se secuestran autos, pero realmente no sé si es así”.

Yannotti descartó que la razón de la existencia de los remises ilegales tenga que ver con que estos prestan servicio en zonas donde los taxis no quieren ingresar. “Eso es mentira, nosotros nos metemos en todos lados, con precaución obviamente, pero nos metemos. En Rosario hay seis grandes empresas de radiotaxis y existe otra cantidad importante de aplicaciones para pedir un coche por celular lo que facilita nuestro trabajo en lugares de difícil acceso”.

Por último, destacó que desde su punto de vista existe poco interés por parte de las autoridades municipales para terminar con los autos ilegales. “Ya no se ocultan, están a las vistas de todos. Los remisses paran en los hospitales, en los shopping, en el Casino. Hay remiserías ilegales que funcionan en plenas avenidas de la ciudad, sin que nadie haga nada”.

Noticias relacionadas