Advierten sobre los riesgos de consultar Google, antes que el médico

|| Sociedad
Compartir

La modernidad hace que muchas personas busquen en internet soluciones a sus síntomas, sin pasar por el consultorio. Los profesionales ya hablan de “cibercondríacos”. Advierten sobre los riesgos de automedicarse.

Todo pasa por internet en estos días. Desde buscar recetas de cocina a tutoriales para aprender un oficio. Es más, en este mundo 2.0, si bien el médico sigue siendo la fuente calificada en materia de salud, los altos ritmos de vida, sumado al poco tiempo y el alcance de internet, hacen que cada vez más personas “googleen” los síntomas de enfermedades, se auto-diagnostiquen y en consecuencia se auto-mediquen. Tal es así que internet pasó a ser la segunda fuente más consultada por temas de salud, potenciándose desde 2012 a la fecha.

En ese contexto, los profesionales de la salud ya hablan de una nueva enfermedad: los “cibercondríacos”, nombre con el que se identifica este problema, y que define a  personas que buscan constantemente en Internet sobre problemas de salud, síntomas y enfermedades.

El autodiagnóstico produce que estemos más paranoicos y también, puede generar que nuestro mismo cerebro nos condicione a sentir los síntomas descriptos de forma más intensa. La "ciberhipocondría" es un problema masivo, tanto así que el gobierno de Bélgica lanzó en 2014 una campaña para contrarrestar el problema y hacer conciencia, bajo el nombre de "Don't Google It".

Alberto Davidovich, Director Médico de Emerger, alertó sobre la necesidad de consultar a profesionales de la salud y no fiarse de los autodiagnósticos a los que se arriba con consultar en internet. Al respecto, ejemplificó que ante el anticipado brote de gripe, siempre es recomendable consultar al médico de cabecera cuando el cuadro gripal sobrepasa los días que normalmente ocupa una gripe, debido a que puede generar complicaciones.

“Los síntomas más importantes son de comienzo brusco e incluyen escalofríos y fiebre con dolor de cabeza, dolores musculares generalizados, cansancio, malestar general, dolor de garganta y congestión nasal. En general la evolución es benigna y la recuperación es completa salvo que aparezcan complicaciones bacterianas como la bronquitis y la neumonía. Eso puede ocurrir en ancianos, niños pequeños, diabéticos, cardíacos y pacientes bronquiales crónicos, inmunodeprimidos o pacientes con EPOC”, advirtió el profesional, quién hizo hincapié en la necesidad de consultar a su médico de cabecera para el diagnóstico.

“Los consejos para evitar la transmisión de la gripe apuntan por una parte a evitar la propagación con tres puntos de importancia como son: protegerse al toser cubriéndose con un pañuelo preferiblemente descartable al toser y estornudar, o cubriéndose con la parte superior del brazo o el hueco del codo y nunca con las manos. Evitar los lugares concurridos cerrados por la gran circulación del virus. Lavarse las manos frecuentemente teniendo a siempre alcohol en gel”, apuntó el Director Médico de Emerger.

Noticias relacionadas