Acindar Rosario decidió suspender su producción

|| Locales
Compartir

Así lo hicieron saber desde la Comisión Interna. La medida es por tiempo indeterminado. En un año la empresa se deshizo de 80 trabajadores a través de los retiros voluntarios. Si bien desde el gremio reconocen que hay voluntad de mantener los puestos laborales, sospechan que el objetivo final es el cierre de la Planta Navarro.

La empresa Acindar Planta Navarro ubicada en avenida Presidente Perón le informó este miércoles a sus trabajadores que decidió suspender la producción por tiempo indeterminado por lo que un grupo de 23 operarios será trasladado a la fábrica Heredia y otro muy reducido se quedará ahí cumpliendo tareas de mantenimiento. Si bien los trabajadores reconocen que las empresas buscan evitar despidos sospechan que el futuro de ese espacio es el cierre por lo que mañana se concentrarán frente a la empresa, corte de calle mediante, para pedir que la fábrica siga funcionando como hasta ahora.

“Desde hace un año los trabajadores de Acindar Planta Navarro venimos peleando por mantener los puestos de trabajo. Bajo distintas presiones, la empresa consiguió los retiros voluntarios de 80 compañeros”, explicó Fernando Améndola integrante de la Comisión Interna.  

En diálogo con RosarioNoticias.info, Améndola explicó que les ofrecieron el trasladado de un grupo a la fábrica Heredia que queda ahí cerca. “Sabemos que no hay mucha producción y no nos dijeron qué vamos a hacer en ese lugar. Y el otro grupo se quedaría acá enderezando un puñadito de ángulos que es un trabajo para un mes y medios, más o menos”.

El dirigente gremial vaticinó que pasado se periodo de 45 días los trabajadores quedarán a la deriva, ya que la laminación, que es el trabajo más importante que se realiza en la planta Navarro, “lo van a parar”.

“Nosotros sabemos que ellos no quieren echar, por eso nos ofrecen los traslados. Pero lamentablemente detrás de eso viene el cierre de fábrica y es algo que nosotros queremos evitar, por lo que mañana nos vamos a estar manifestando junto a otras organizaciones frente a la puerta de la empresa en avenida Perón al 8000.

En abril pasado desde el Concejo Municipal de Rosario se inició una fuerte movida para que la empresa se quede en la ciudad porque los rumores de alejamiento sonaban con fuerza. Desde esa hasta acá el personal se redujo de 170 a 90. La disminución de trabajadores se dio como consecuencia de que 80 operarios decidieron acogerse a los retiros voluntarios.

Noticias relacionadas