A Rosario no llegó el levantamiento del cepo

|| Locales
Compartir

Dios atiende en Buenos Aires. Ni los bancos ni las casas de cambios pudieron adecuar sus sistemas a las modificaciones anunciadas.

Dicen que Dios está en todas partes, pero atiende en Buenos Aires, algo de eso parece estar pasando con el levantamiento a las restricciones para la compra y venta de dólares, el mal llamado cepo. Según se supo, el problema radica en que ni los bancos ni las casas de cambios pudieron adecuar sus sistemas a los cambios anunciados ayer por el ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay.

Aquellos rosarinos que estaban ávidos por hacer de dólares deberán esperar, con suerte, hasta mañana. Todavía no está confirmado que desde el viernes la situación pueda “normalizarse”.

Noticias relacionadas