A cuidar el bolsillo: es preferible “reparar” antes que “comprar”

|| Locales
Compartir

Cuando el dinero no alcanza no es tan simple deshacerse de las cosas e ir a generar un nuevo gasto. Por eso, para ahorrar unos pesos, son muchos los ciudadanos que optan por arreglar aquel electrodoméstico, celular, equipo de música, televisor, calzado, bicicleta o prenda que estaba a un paso de quedar en el cuartito de los elementos en desuso.

Si bien no hay que derrochar, muchas veces con las facilidades de compra que había, la gran cantidad de cuotas para adquirir un nuevo electrodoméstico, o las posibilidades de pago que se imaginen con descuentos y todo, los rosarinos optaban por vender eso que ya no usaban o que presentaba alguna falla para directamente comprar uno nuevo. Ahora bien, en tiempos donde el bolsillo aprieta, hay que buscar opciones. Y no sólo muchos reciclan, sino que además prefieren reparar lo roto y dejarlo casi como nuevo y en funcionamiento para no generar un gasto más.

Abasto Rosario es un local con más de 30 años de experiencia en el servicio técnico y reparación de diferentes electrodomésticos de la línea blanca como también productos de audio, video, Gps, Smartphones, Electrónica, entre otros tantos. RosarioNoticias.info dialogó con Emilio, encargado del lugar y al ser consultado sobre si notó algún incremento en el ingreso de productos para ser arreglados, confirmó que hubo un “25 por ciento más” principalmente en lo que son los “lavarropas”. “Hubo más reparaciones de electrodomésticos antiguos, es decir de más de un año, fuera de garantía”, señaló.

“Las reparaciones en garantías siguen igual, aumentaron las que están fuera de garantía que son las que superan el año en general, pero hay más porcentaje (de arreglos) en electrodomésticos que son más caros como el lavarropas, por ejemplo”, recalcó Emilio. Hoy los rosarinos prefieren dejar de lado el gasto mayor, que luego puede ser una piedra en el zapato, y pagar un repuesto junto a la mano de obra para dejar su aparato en buen estado.

En casa no sólo los lavarropas se rompen por su uso continuo, los televisores, Led, Lcd, Smart Tv, etcétera son un dolor de cabeza cuando dejan de funcionar. Si bien en Simatic no llevan una estadística de la cantidad de reparaciones que ingresaron en los últimos meses, desde Atención al cliente, Leonardo, aseguró que “generalmente vienen muchas personas a intentar arreglarlo antes de comprar uno nuevo”.

“Sí, hay muchos. Pero obviamente que la decisión del cliente varía mucho en base a la falla que tenga el equipo; porque no es lo mismo hacer una reparación de una placa o cambiarle un repuestito a que venga un cliente con un led con la pantalla rota. Arreglar eso sí vale lo mismo o casi lo mismo que comprar uno nuevo, entonces el cliente tiende a no repararlo”, explicó a RosarioNoticias.info. Pero dejó en claro que si hay “una falla menor” sí optan por abonar la reparación.

Un tema importante es que para hacer esas reparaciones se necesitan algunos repuestos que vienen del exterior y fue allí cuando el tema importación quedó en el tapete. Desde “Abasto Rosario” informaron que “todavía no está normalizado” pero como ellos tienen stock van consumiendo ese remanente, pero Emilio explicó: “No nos han dicho que se importe más, los repuestos están en la aduana pero no los pueden nacionalizar”. Mientras que desde “Simatic” afirmaron que “es un problema generalizado, no solamente en la parte electrónica, sino en todo”.

Un párrafo aparte se puede hacer para lo que son las composturas de zapatos. RosarioNoticias.info dialogó con personal de Giorgio taller de calzado y dio un dato revelador que preocupa al sector. “Este año fue atípico para nosotros, estamos trabajando un  40 o un 45 por ciento menos que en otras temporadas. Cuando hubo crisis, la más recordada la del 2001, siempre la gente trajo más para arreglar que para comprar. Pero ahora no. En cuanto a entrada de trabajo, bajó un montón”, señaló el empleado.

En Rosario se realizaron tres jornadas de “Rosario Repara” donde los que saben refaccionar algunos elementos se acercaban a los puntos de encuentro, y otros tantos rosarinos llevan sus cosas para reparar. Desde la Subsecretaría de Ambiente Municipal confirmaron a RosarioNoticias.info que participaron alrededor de 100 personas, componiendo alguna prenda, arreglando elementos de iluminación, bicicletas, brindando ayuda en cerrajería, carpintería o restauración de libros. En total “pasaron por las muestras cerca de 3000 personas consultando sobre la propuesta”.

En definitiva, hoy es mejor reparar que comprar. Seguramente más de uno que en su momento optó por descartar lo viejo o lo que no funcionaba por una simple falla, hoy lo piensa dos veces. Son varios los que se suman al verbo “arreglar” antes que al de “gastar”.

Noticias relacionadas